Esta abuela demuestra cómo llevar Google Chrome al límite

Todos estaremos de acuerdo en que las personas jóvenes saben utilizar su móvil. Quizá no sean maestras ni sepan sacarle todo su potencial —por ello nos gusta contaros siempre algunos trucos–, pero de una forma u otra saben manejarse con su dispositivo dándole un uso básico. Ese uso, sin embargo, dista mucho del que le dan nuestros mayores, personas a las que la tecnología ha llegado tarde y que, en pocas palabras, no saben usar su teléfono.

Lo que para nosotros puede ser muy fácil, como sería mandar la ubicación por WhatsApp o enviar un correo, para los abuelos y abuelas es toda una odisea. Y eso no siempre es malo, porque algunas veces nos deja anécdotas tan graciosas e interesantes como la que te vamos a contar hoy. Un usuario de Reddit ha subido un vídeo en el que enseña las pestañas que su abuela tiene abiertas en Chrome, y ojo, porque ha llevado Chrome la límite.

Nada más abrir el navegador vemos que la cosa promete. Como puedes comprobar, en el número de pestañas aparece “:D”, el símbolo de la sonrisa que Google utiliza cuando hay más de 100 ventanas abiertas. El usuario hace scroll entre todas las ventanas, y todas muestran exactamente lo mismo: la página de AccuWeather con el tiempo de Loveland, una ciudad de Colorado (Estados Unidos).

El usuario avanza y avanza en la infinita marea de pestañas de Chrome, y demuestra que los teléfonos no son tan intuitivos como parece, sobre todo para las personas mayores. ¿Y por qué puede haber sucedido esto? Pues porque seguramente la abuela tenga un widget del tiempo en el escritorio con el enlace de AccuWeather, que por si alguno no lo sabe, en lugar de abrir la aplicación del tiempo abre la página de AccuWeather de la ciudad que aparezca en dicho widget. Eso, y porque obviamente la abuela no sabe que se pueden cerrar pestañas. Probablemente tampoco sepa qué es Chrome, pero eso es otro tema.

 El usuario no explica por qué ha ocurrido esto, pero es un vídeo gracioso que demuestra que la tecnología debería acercarse más a la tercera edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*