¿Qué hacemos?

Los Joven Club de Computación y Electrónica durante más 27 años se ha acercado a la familia cubana con un enfoque social, lo que ha favorecido la apropiación y el conocimiento en áreas de las TIC. Desde el 2014, a tono con la actualización del modelo económico cubano, Joven Club ha dirigido sus pasos hacia un modelo de organización que pretende ser sostenible. Con este fin se han rediseñado los servicios y productos para la implementación paulatina del cobro de estos. Se amplía el abanico de clientes, encauzando las acciones hacia las personas naturales y las personas jurídicas; sin perder el carácter social.

Se trabaja en aras de ofrecer servicios de mejor calidad, donde prime el buen trato, la atención personalizada hacia los clientes y el respeto a los clientes. Asimismo, se desarrollan productos más atractivos y con mayor demanda social en esferas como el entretenimiento y las redes sociales, que favorecen, aún más, el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

La formación en temas relacionados con la informática, las comunicaciones y la electrónica constituye un pilar fundamental del trabajo que se desarrolla en nuestras instalaciones. Estructurada en cursos -todos certificados- con una duración entre 20 y 90 horas se ofertan gran variedad de temas relacionados con las TIC.

Sus contenidos estructurados en planes y programas de estudio, que se actualizan y perfeccionan constantemente, pueden recibirse en la modalidad presencial, semi-presencial y a distancia, esta última haciendo uso de entornos virtuales de aprendizaje soportados en la red. Una variedad de estos cursos se ofertan en modo de postgrado y diplomados.

El servicio de tiempo de máquina le permite al usuario desplegar proyectos personales, ejercitar conocimientos con alguna herramienta informática, desarrollar habilidades en el aprendizaje de idioma, mecanografía, entre otras materias, con el uso de plataformas interactivas, acceder a la red, jugar, ver videos o escuchar audio, entre otras opciones. Todas estas actividades pueden ser auxiliadas, en caso de tener necesidad, por un especialista de la instalación.

Las posibilidades de gestionar información y conocimientos se articulan en los Joven Club de diversas maneras, los Centros de Información con una variada gama de servicios, las Bibliotecas Digitales, los Bancos de Software, los espacios de reflexión e intercambio, entre otras tantas modalidades.

Las actividades de extensión social matizan el quehacer y la influencia comunitaria de los Joven Club. La convocatoria a concursos informáticos, históricos y de otra índole, a festivales de corte recreativo, cultural, didáctico, de servicios; los campeonatos deportivos digitales, torneos de videojuegos, las peñas, tertulias, entre otros complementan una amplia diversidad de acciones dirigidas a interactuar y favorecer el desarrollo comunitario.

En todos nuestros servicios hay una atención personalizada a los diversos sectores sociales, atendiendo a características y posibilidades de cada uno de ellos, así niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, personas con discapacidad, desvinculados laborales, amas de casas y otros tienen programas de atención diferenciados que procuran satisfacer su demanda y contribuir a su desarrollo personal.